Javier Obregon. Cráneos bajo la piel.

by Mariano Suppa / Arte, Notas

Hace ya algún tiempo le hice una nota a Emy Mariani (hoy amigo de la casa) y la titulé “El Invocador de Cucos” por su estilo y temática a la hora de ilustrar. Podría decirse que en algún punto ambos son hijos del metal, además de tener un estilo análogo, por esto es que este señor es también un “invocador” pero bajo la piel. Con ustedes el señor Javier Obregon 😉

 

 

¿Hace cuánto que tatúas? ¿Cómo arrancaste?

En el año 2000 ya estaba interesado en tatuar, hacia pocos años me había hecho mi primer tatuaje, al ver como se realizaba pensé que era sencillo y que tenía posibilidades de hacerlo, cuando volvía de unas vacaciones de Brasil decidí pasar por un centro comercial que vendían insumos de tattoo y compre lo que me alcanzo; en ese momento fue una maquina, un pedal y una puntera, así fue el principio. Con la ayuda de un amigo hicimos un listado de todas las cosas que me faltaban (fuente, pigmentos, agujas, punteras, cables, etc.). Poco a poco fui comprando lo que me faltaba y para finales del 2001 hice mi primer tattoo, ahí note que lo que suponía tan sencillo resulto ser mucho más complejo y difícil de lo que imaginaba.

Con poca experiencia y muchas ganas decidí arriesgar todo por un futuro como tatuador, así que en el 2003 deje el trabajo que tenia y dedique todo mi tiempo a tatuar y estudiar, en un par de años ya había realizado talleres de pintura, de comics, e ido a lugares públicos y privados hasta que decidí inscribirme en el IUNA (Instituto Universitario Nacional de Arte). Fueron años lo que me llevo comprender los elementos y poder mejorar mi arte, pero siempre supe que si me esforzaba lo suficiente podía llegar lejos.

 

 

¿Por qué elegiste este estilo y no otro? ¿Tuviste alguna influencia o mentor?

El estilo Black and Grey con el cual más me conocen fue algo que logre encontrar con la experimentación de diferentes estilos, en un principio cuando uno comienza a tatuar debe poder realizar todos los estilos para poder captar a todos los interesados, pero con el tiempo uno se siente más cómodo con ciertos diseños y estilos, que generalmente son los que más le gustan a los clientes propios.

En mis comienzos fui dedicándome al estilo oriental ya que me llamaba mucho la atención sus composiciones, armonías y la posibilidad de realizarlas en grandes partes del cuerpo, miraba con admiración a los grandes artistas como Filip Leu, Tin Tin, Mauricio T y Coretta, me sentía deslumbrado por sus tatuajes. Con el tiempo fui desarrollándome y especializándome en el estilo B & G y biomecánico, lo que llamó mucho la atención y con los cuáles me sentía muy a gusto, eso me llevo a los trabajos que tatuo hoy en día, composiciones con calaveras y generación de profundidades las cuales todavía les veo una gran similitud con mis primeras composiciones japonesas.

 

 

¿Pensaste alguna vez en hacer tatuajes de estilo tradicional?

Me encanta el estilo tradicional, veo una gran limpieza en los diseños y en sus composiciones lo cual logra mucha perdurabilidad en el tiempo. Siempre me gusto el estilo pero creo que merece mucho estudio para poder realizarlo correctamente y eso me demandaría mucho tiempo del cual utilizo para seguir mejorando mi estilo. Eso no me impide poder verlo e intentar sacar algunas ideas para mis composiciones actuales.

Más allá de las definiciones ya conocidas, qué es para vos un tatuaje?

Es la oportunidad de poder adquirir algo de arte que nos acompañara por el resto de nuestras vidas.

 

 

Contános de que se trata “Fusión Project” y cómo surgió de hacerlo.

Hace tiempo que me siento muy interesado en las fusiones con diferentes artistas, considero que es una gran oportunidad para poder compartir y adquirir conocimientos en un ámbito amistoso. Tuve la oportunidad de poder compartir varias pequeñas fusiones de tatuajes con buenos artistas y amigos, pero hace unos años que intento llevarlo a otro nivel, a uno más complejo y ambicioso. El resultado de eso fue la primera gran fusión que realice, llamada “Fusión Artística” (2011) que lleve a cabo junto a Henry Anglas, la cual me abrió el panorama para poder realizar otras fusiones junto a el y a otros grandes artistas como Nano Lucarelli, Rodrigo Peña, Ezequiel Samuraii y Victor Portugal.

“Fusión Project” fue el nombre que le puse a una serie de tatuajes que quería realizar durante el 2013 junto a Henry, el proyecto trata de llevar diferentes fusiones de gran tamaño realizadas en una sola sesión a las convenciones de los distintos países que visitamos durante el año. Ya hicimos un par acá en Argentina, una en Venezuela y la última fue en Colombia. Nuestro plan a futuro es armar nuevas fechas para el 2014 y presentar nuevas fusiones, cada vez mas complejas y espectaculares.

 

 

Si bien en nuestra visita pudimos escuchar algo de lo que suena mientras trabajas, acá en BCOD tenemos la costumbre de preguntarle a los artistas sobre la “banda sonora” de su trabajo. Cuál es tu playlist ideal?

Me gustan muchas bandas pero siempre me inclino por el metal mas clásico y algo de power metal.

De hecho un buen playlist seria: “Dehumanizer”, “Heaven and Hell” y “Paranoid” de Black Sabbath, “Bark at The Moon” y “Ozzmosis” de Ozzy Osbourne,  “Painkiller” de Judas Priest, “Keeper of The Seven Keys” de Helloween, “Land of The Free” de Gamma Ray, “The Scarecrow” de Avantasia, “Víctimas del Vaciamiento” de Hermética y “Mundo Guanáco” de Almafuerte.